17/08/2014: Eslovenia y Croacia

Nos despertamos sin mucha prisa, nos duchamos, preparamos café, el desayuno, jugamos con los gatos… Al final estábamos saliendo casi a las 11 de la mañana.

Cogimos la autovía, que en Eslovenia son muy modernas y con asfalto perfecto y llegamos a la localidad de Postojna, donde el año pasado me alojé en un “Sobe” y donde se encuentran las famosas cuevas, patrimonio de la Unesco. De Postojna fuimos a Predjama, que está muy cerca, para ver el famoso castillo incrustado en la cueva en la montaña. No entramos puesto que la entrada no era barata y no nos pareció sumamente interesante, pero lo vimos por fuera, hicimos unas fotos y paseamos, además de divertirnos con el tramo de carretera revirada que hay que Postojna a Predjama y viceversa.

Salimos de Predjama y volvimos a tomar la autovía para llegar enseguida a Ljubljana, capital eslovena. Tras pasear por sus calles del centro, ver algunos de sus puentes sobre el río y buscar un geocaching junto a su famoso dragón, nos echamos a comer en el césped delante del parlamento, con mantita de picnic y todo.

Vimos llegar una moto matrícula española, que resultó ser un viejo conocido de Álvaro, y es que el mundo es un pañuelo.

Dejamos Ljubljana dirección Zagreb, donde nos alojaríamos en el camping Plitvice, que conocía del año pasado, aunque debido a la lluvia me alojé en el hotel del mismo nombre.

Tras montar el chiringuito en el camping, nos fuimos con dos motos (La hormiga de Ricardo y mi pollo) a Zagreb, a escasos 9km, para visitar el centro, donde aprovechamos para coger otro geocaching.

Hicimos tiempo y anocheció, así que cenamos en el mismo restaurante turco en el que cené el año parado (Lokma from Istambul). Nada que ver con los kebabs que comemos aquí jejeje

Volviendo al camping, Ricardo, que llevaba a Álvaro de paquete, decide mostrarle a éste último cómo anda la Fazer. Justo antes de nuestra salida de la autovía… Total, que se pasó de largo y se fueron a dar la vuelta hasta la frontera con Croacia! Y encima con poca gasolina. Noelia y yo estuvimos más de 1h esperándoles, y encima cuando aparecieron en el camping llegaron descojonándose. Y nosotros preocupándonos…

1 comentario »

  1. Alvaro said,

    septiembre 9, 2014 @ 0:25

    Jijiji, era la frontera con Eslovenia ya que estabamos en Croacia;-)
    Fue una experiencia interesante, jajaja, es que cada vez que me acuerdo, me entra la risa!
    Como no teníamos ni idea de cual era la salida de la autopista para entrar al camping, volvimos de nuevo a Zagreb, al centro, para desandar el camino y… nos volvimos a pasar, pero a la tercera va la vencida y finalmente conseguimos llegar

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Deja un comentario

Login