18/08/2014: Croacia y Hungría

Nos levantamos e hicimos el desayuno mientras veíamos incrédulos a un grupo de moteros Ducatistas, que no lograron arrancar la mitad de las motos… Tras el desayuno y recoger, arrancamos (Nosotros a la primera, no como otros) y salimos de Zagreb rumbo a Varaždin, un bonito pueblo antes de la frontera con Hungría, con un casco antiguo la mar de guapo, un castillo y un cementerio muy interesante de ver.

Tras visitar Varaždin nos dirigimos a la frontera húngara y tras atravesarla paramos a comprar la viñeta, obligatoria para circular por el país. Nos llevamos un chasco cuando es tipo Portugal, electrónica, te dan un tiquet que asocian a la matrícula, pero no pegatina como cuando yo estuve hace unos años.

Comimos en un área de servicio y continuamos por una aburrida autovía rumbo a Budapest, donde llegamos con bastante calor. Nos comimos un atasco importante y estuvimos un buen rato avanzando a paso de tortuga por uno de los puentes que cruza el Danubio. Aparcamos al otro extremo y subimos a pie al Bastión de los Pescadores, donde pudimos disfrutar de las vistas desde las alturas de la ciudad y el Danubio.

Tras ver unos puestos de un mercadillo, buscar sin éxito un geocaching y caminar bastante, volvimos a las motos para dirigirnos al camping de esa noche, en la localidad de Tiszafüred.

De nuevo aburrida autovía hasta los últimos 15km, de carretera comarcal.

El camping (Thermal Camping und Bad) no destacaba por su limpieza, ni modernidad ni nada en especial, y su único atractivo (La piscina) estaba cerrada por ser tarde. Teníamos que lavar ropa y el hombre de la recepción nos dijo que no había lavadora, yo creo que porque no tenía ganas de explicarnos cómo iba… El caso es que había una especie de cubo que se llenaba de agua con jabón y daba vueltas, así que lavamos la ropa como pudimos y la centrifugamos en otra máquina, que resultó funcionar bastante bien viendo la cantidad de agua que salía de ella.

El camping contaba con cocinas que aprovechamos para hacer la cena y estar cómodamente sentados.

 

Deja un comentario

Login